01 agosto 2013

Nos juntamos a dibujar!


Desempolven esas carpetonas del jardín de infantes y miren si no es cierto! ¿O acaso mamá/papá/abuela etc. no atesoran algún dibujo de patas largas y pulso eléctrico que lleva nuestra firma? ¡Todos sabemos dibujar! Algunos magistralmente (profunda envidia) y otros no tanto (sé de lo que hablo, miren arriba), pero no hay quien no disfrute el desatar la cabeza y dejarla boyar al ritmo del trazo libre. El tema es darse la oportunidad de hacerlo...



Les tengo excelentes noticias: ¡si están por Córdoba, este fin de semana todos tenemos la excusa perfecta para juntarnos a dibujar! Es gracias a la idea tan simple como maravillosa que tuvo José Tavella hace tiempo, y que ya hicieron propia varios cientos de personas: juntarse en una fecha determinada en torno a una mesa, repleta de hojas y de colores, a dibujar.



Grandes, chicos, altos, bajos, flaquitos y rellenos, con enorme o nula "destreza" a la hora de tomar el lápiz. Toooodos son bienvenidos en estos encuentros libres, sin costo alguno ni exigencia técnica. Tampoco es necesario llevar materiales, ya que hojas y lápices están disponibles en el lugar. "Nos Juntamos a Dibujar nació en la mesa de mi casa. Hace tres años invitaba a mis amigos a dibujar, nos reuníamos todos los jueves a modo de culto, disfrutábamos mucho aquellas juntadas. Cada vez fuimos más y más, y pensamos que sería momento de encontrarnos en un lugar más grande, así fue como me abrí a compartir y promover la experiencia colectiva de juntarnos a dibujar ", relata José fibra en mano.



Tal es el poder magnético de los garabatos (y más si se hacen en compañía) que la meta inicial de juntar 100 personas en un encuentro fue superada ampliamente. En cada convocatoria, más y más gente se copó con "subirse a este tren" como le llama su impulsor. "Creo que ya pasaron cerca de mil personas, pero no interesa el número, sino que en el momento de estar reunidos con las fibras en la mano la masa está en su concentración compartida, todo son los mismo. Llegar a eso como proyecto es importante, porque estamos rodeados de consumo e intención, siempre buscando un resultado. Juntarnos a dibujar no tiene otra intención que vivir un momento y compartir."


Además de muchos pasajeros, el tren de "Nos Juntamos..." ya sumó otros vagones: una muestra de dibujos en La Casa de Pepino y la genial idea del Libro Rojo: "No es un libro en sí sino una bitácora inspirada en el Libro Rojo de Carl Jung, es un libro viajero que nos permite movernos y seguir dibujando en nuestras casas. Al libro lo pedís y te lo prestamos, y así pasa de mano en mano". ¿Por qué será que no me sorprende que hayan sido los chicos del Taller Isla de Kómodo los encargados de fabricarlo artesanalmente?


Empiecen a calentar muñecas y súmense este sábado 3 de agosto al próximo Nos Juntemos a Dibujar, en el Espacio Cultural Museo de las Mujeres (MUMU), Rivera Indarte 55, de 16 a 19 horas. ACÁ PUEDEN ENTRAR A LA PÁGINA DEL EVENTO EN FACEBOOK, y saber más sobre este inspirador tren.

Fotos de José Tavella y Lucía Gil. La que abre el post y la de los lápices son mías. Dibujos de José.

2 comentarios:

Silvia dijo...

Me encantó la idea. Voy con mi hija.
Bs.

Tendenciosa dijo...

Es hermosa!!! yo tengo el cumple de una querida amiga; pero le dije a josé q a la próxima no falto!!