28 julio 2013

Un viaje "diseñado" hasta KOI



Meses meditando alrededor de esa frase. Horas imaginándose al desamparo de su rutina diaria. Algunos desvelos y, al final, la decisión: cambiar, dejar atrás laburo de 11 años en agencia publicitaria y lanzarse a buscar eso que hacer y amar en igual medida. 



"Cuando dejé mi 'trabajo seguro' no tenía muy en claro qué iba a hacer, solo sabía que quería buscarlo. Siempre me había gustado el diseño, y hasta había fabricado carteras; pero no tenía un proyecto concreto. Por eso decidí invertir parte de mis ahorros en donde seguro iban a dar frutos: en mi". Así fue que Silvana Bruni armó la valija y se lanzó a esa práctica adictiva que garantiza aprendizaje, autoconocimiento, inspiración y mucha felicidad: viajar.

 

Luego de un periplo por el Viejo Continente y de, ya de regreso, explorar las aguas del trabajo independiente, el horizonte comenzó a despejarse: "La decoración me gusta, y algo había hecho cuando trabajaba en publicidad; entonces, cuando me ofrecieron ambientar el restaurante, me entusiasme mucho desde el vamos. Pensé cada detalle y hasta intervine objetos, como la reja que se transformó en porta macetas o las lámparas hechas con botellas".




"Apenas vi el espacio dije: acá está, este será mi local". Y así fue que dentro de La Novena de Julio, el café-restaurante ubicado en 9 de Julio 739 que Silvana decoró, aterrizó Koi, tienda de autor, el proyecto que se convirtió en su verdadera línea de llegada. "En esta tienda quiero reunir y ofrecer parte de todo lo que se hace en Córdoba. Cada vez hay más gente llena de ideas, generando diseño de calidad" (NOTA, setiembre de 2013: con todas sus cosas bellas, Tienda Koi se mudó a Belgrano 84. Loc 8., Galería Caribú, Güemes, ¡felicitaciones! Por su parte, La Novena de Julio sigue funcionando como tal, aunque sin la tienda).




Koi ya reune accesorios, indumentaria, zapatos, cuadernos, libros, objetos de arte y de decoración de una decena de marcas locales y algunas porteñas; además de las carteras factoría de su propietaria. Junto con eso, debutó en la convocatoria a actividades con un taller de diseño de calzado que permitía entrar con muchas ganas y salir con un par de chatitas fabricadas por uno mismo. 





El plan de convertir a Koi en un espacio con marca registrada más allá del lugar donde funcione ya camina,  y por eso Silvana apuesta al local propio. "Esto recién comienza. Me gustaría hacer que mi tienda crezca y que sea un lugar para aquellos que amen tanto el diseño como yo".



 


Koi, tienda de autor
Belgrano 84. Loc 8, Galería Caribú, Güemes.