21 agosto 2013

Frío, frío; caliente, caliente

Si hay algo que me hace sentir feliz respecto de este blog es comprobar que sirve de lugar de encuentro, que ayuda a cruzar los caminos de gente creativa y emprendedora. Les voy a contar un ejemplo, déjenme poner cómoda...


Jajaja, no, no estoy mutando a Piegrande, sólo estoy usando mis Pantuss. ¿Las conocen? Son una línea de pantuflas y accesorios de descanso que tienen una característica originalísima: pueden calentarse o enfriarse en el microondas o el freezer para sumar confort. Hace ya varios meses Fernanda, una de sus dos creadoras, me escribió desde Buenos Aires para contarme que preparaba una mini-gira por Córdoba para difundirlas. Lo que ella y su socia/hermana necesitaban era conocer y contactar a más tiendas de diseño locales para ofrecer su geniales productos.
Pantuflas y mitones.
Les envié los datos que pude reunir, sobre los espacios retratados en este blog y los de gente que me escribe, y  a modo de agradecimiento me sorprendieron con un regalo que sumó infinita comodidad a mi puerperio invernal: las Pantuss que ven al inicio. Ahora puedo decir con conocimiento de causa que en días fríos: ¡no dan ganas de sacárselas! Las plantillas están rellenas de semillas y lavanda, pueden colocarse segunditos en el microondas y hacen que tus pies se olviden inmediatamente del trajín cotidiano.


Para que sus patitas no extrañen las pantuflas a la hora de ir a la cama, la marca también tiene bellas bolsas con el mismo relleno (lavanda y semillas), que pueden calentarse o enfriarse; algo así como la evolución de la entrañable bolsa de agua caliente. 


Ustedes me dirán, justo esta semana, que parece que el frío le hizo desplante a Córdoba y la salteó en su gira. Bueno calurosos amigos, la solución en su caso es la línea Pantuss Verano: ojotas aptas para freezer con alta onda. Se colocan en una bolsa hermética que traen, y luego de unos segundos de enfriado relajan hasta las sienes.


Para tenderse cual divos/as, pueden completar el equipo con un antifaz en composé, también freezable.


Y la buena nueva de cierre es que  el trabajo de Fernanda y su hermana está dando frutos, y las Pantuss ya se venden en todos estos puntos cordobeses:
Carlos Paz, Complejo Peko’s, ruta 20 empalme a Tanti.
Alta Gracia, Ominim Sorpreseria,  Urquiza 46.
Villa María, Pura Inspiración, Corrientes 1165.
Rio Tercero, Passione Boutique, Intendente de Buono 102.
También pueden HACER PEDIDOS VIA WEB POR ACÁ, y recibir el envío. En su web (www.pantuss.com.ar) está el catálogo completo y las sencillas explicaciones de cómo sacar provecho de estos productos. Ahora sí, sigo haciendo fiaca...

3 comentarios:

Silvia dijo...

Me gustó la idea del aroma a lavanda en/desde los pies ... es tan romano !
Tus pantuss estarán de parabienes con el frío que decidió volver. Saludos, Flor !

Hechicera del Alma dijo...

Me encantaron, deben ser super comodas!

Un beso grande.
Rocio
http://la-hechiceradelalma.blogspot.com

Tendenciosa dijo...

Tan cómodas que he pensado en ir a trabajar con ellas :)!