13 julio 2014

Gracias por un mes hermoso

No, no es que me de lo mismo haber ganado que perdido la final de ayer. ¡Quería levantar esa copa tanto como ustedes! Pero estoy agradecida a la Selección Argentina de corazón, y también a los compas brasileros (la bronca que nos tenemos en la cancha es inversamente proporcional al amor que nos une fuera de ella) por haberse mandado un Mundial de Fútbol tan maravilloso. El país lo disfrutó desde el primero al último día, emocionándose en los estadios, acampando fuera de ellos, hinchando con los pies en el mar o compartiendo asados y más abrazos que nunca frente al televisor. Hubo fútbol del mejor -dicen los que saben- y llegamos a la final con una Selección que sintetizó lo mejor de nosotros mismos: talento, esfuerzo, solidaridad y trabajo sin estrellatos ni vedetismos (a pesar de que incluye a cracks que valen millones). ¡Festejemos y festejémos, veamos de lo que somos capaces cuando nos encolumnamos! Y para no abandonar lo que aquí es nuestro metier, va una pequeña selección de creaciones con espíritu bien nacional (pongan el mouse en cada imagen para ver de quién es el producto). 
¡Vamos Argentina carajo!








PD: Amor gracias por el título :)