27 julio 2015

Un arco iris de Alto Mate

Hay cosas que de verdad no puedo hacer sin un mate amargo y bien caliente a mano: charlar largo y tendido con una amiga, navegar mi jornada de trabajo, sentir que "regresé" a casa luego del trajín cotidiano y sentarme en la compu a escribir... (esperen un toque que la pava me avisa que está el agua). Ahora sí, todo listo para presentarles este emprendimiento que combina dos cosas que amo: el imprescindible mate y una paleta de colores que permite las más lindas combinetas. Alto Mate fue...






...el certero modo en que Evelin Zurbriggen bautizó este proyecto, cebado por ella misma con mucha paciencia. "Me dedico a las comunicaciones digitales, fui community manager durante varios años, y la idea del Alto Mate surge porque quería aplicar en algo mío todo lo que manejaba para otros clientes".




El bichito emprendedor ya había picado, era cuestión de tiempo. "La idea original del producto fue de mi prima Noelia, pero ella no tenía tiempo para dedicarle, así que le compré la idea y empecé a desarrollar su identidad y la marca", cuenta esta Comunicadora Social cordobesa de 29 años. Buscó ayuda de dos "diseñadores gráficos increíbles" para encontrar el estilo que quería, y cuando lo hizo se puso a trabajar en todo el equipo que acompaña a los amargos: azucareras, yerberas y fundas de termos. 





"Todo muy a pulmón, poniéndole muchas ganas y amor", aclara Evelin, que reparte su tiempo entre su emprendimiento y el trabajo en una agencia de marketing digital, y sueña con poder zambullirse 100% en Alto Mate cuando sea el momento. Hasta ahora va muy bien: ya ofrece el kit completo de mate, tiene bolsos, individuales y varias cosas más en producción y se prepara para largar una tienda on-line. ¡Bravo! (paciencia amigos, que ya les toca el turno en la ronda)
 






Alto Mate
Contacto y consultas por Facebook: Alto Mate