05 abril 2015

I'm back! Los invito a un paseíto antes de largar

¡Hooooola queridos amigos! Cuánto los he extrañado. Imagino que ya están zambullidos a pleno en su 2015 y que muy probablemente sus vacaciones mutaron a recuerdo lejano. ¡Para mi también! Por eso les propongo que celebremos este reencuentro y apertura formal de sesiones (= posteos) -perdonen, el año electoral- con un pequeño viaje. Los invito a una mini escapada -sí, aunque vengamos gozando de mil feriados- para cortar rutinas y oxigenar cabeza. Es cerca, como para que puedan volver con otra compañía si les gusta el lugar. Por favor, dejen que esos pies se liberen en un par de ojotas y síganme...
























Arranquemos el plan relax con un rico desayuno, uno de esos cafés cuyo aroma promete que el día que nos espera llegará con algo inolvidable.


¿Mikonos? ¿ El Mediterráneo? ¡Nooo, los traje mucho más cerca! A la tierra de Caetano Veloso y bien al sur, a tiro de auto de esta provincia que tiene de todo menos una cosa: MAR. Estamos en la isla de Florianópolis, ese conglomerado de 100 playas donde ya les dije, todo compatriota debe vacacionar el menos una vez en su vida. Este hermoso pueblito quedado en el tiempo es Riberao da Ilha, conocido por su arquitectura colonial portuguesa y la especialidad de sus restaurantes: ostras.


Antes de que nos vayamos del café Tens Tiempo elijan el souvenir que más les guste, invita esta servidora. Y ahora, a estirar las piernas y respirar la modorra de estas calles







El sol pega, los pies nos piden una zambullida y las Havaianas un entretiempo. ¡A saltar olas!


Prohibido tentarse con esta especialidad playera, porque voy a invitarlos como se debe a saborear mariscos y cerveza helada con el ir y venir del mar de fondo. Bienvenidos a Arante, un restaurante único en Pantano do Sul al que todo comensal le declara su amor vía carta. ¡Las miles de declaraciones tapizan techo y paredes! 

Ahora sí, con panza llena, corazón contento y esta postal de la típica amabilidad brasilera emprendemos el regreso. Y dejamos inaugurado otro viaje, el que hacemos con cada post de este espacio: un safari por los rincones más creativos de Córdoba, por la gente que en ella imagina y emprende, por las ideas que inspiran y hacen feliz. ¡Espero que en este 2015 sigamos disfrutando juntos  de estimulantes descubrimientos! 

PD: Próxima parada,  un recorrido diferente por la Feria Internacional de Artesanías. 

5 comentarios:

Silvia, de Álamos Ventosos dijo...

Varias cosas:
¡Qué alegría que estés de vuelta!
¡Qué hermoso que es Brasil!
¡Esa pared ocre y azul ...! ya se la estoy pineando a mi esposo, para mi patio !! Ja-ja!!
Flor, me alegra que estés de vuelta, alegrás con esa explosión de color e intensidad que son tus fotos.
¡Por un año lleno de proyectos! Bs.

Tendenciosa dijo...

Hola Silvia!!! gracias por tu bienvenida, muchas gracias!!! Buenísimo lo de la pared!!!!!! De eso se trata, de inspirar! Cuando ejecutes quiero fotos!!!!!!

eralamaga dijo...

te estaba extrañando ya!!!!! Que divino ese lugar por dios!!! necesito ir urgente!!!! Gracias por compartirlo!!! Besos!!!

Flor El castigo de Adán y Eva dijo...

que bueno que estes de vuelta!!!! me encanto el lugar, no lo conocía ni de nombre. Quisiera ir mañana mismo!!!!mejor dicho, ya mismo!

Tendenciosa dijo...

Hola Lu y Flor! yo también!!! es un lugar hermoso y bastante accesible, ya que hasta en auto o colectivo puede irse! Agenden para el próximo verano! Efectivamente estoy de regreso al ciber mundo, y pasaré por sus hermosos blogs!!!