31 agosto 2014

Córdoba tiene Estilo: 3 días donde pasó de todo

Moda, tendencias verano 2015, diseño independiente cordobés, looks tan cuidados sobre la pasarela como al costado de ella y hasta una picante protesta en vivo. La última edición de Estilo Córdoba -la serie de desfiles organizado por Córdoba Shopping cada temporada- tuvo de todo. Acomodé niños, tomé cámara y logré hacer una pasada veloz el primer día -fueron tres jornadas con un total de 10 desfiles- para ver la apertura a cargo de Jazmín Chebar. Acá les cuento un salpicado de lo que miré en directo y en diferido, con el "piquete" del día de cierre incluido.  No se si la irrupción de las dos chicas que protestaron contra los estereotipos de belleza impuestos provocó algún dolor de cabeza a los organizadores; pero para mi fue un hecho muy interesante, que enriqueció el evento demostrando hasta que punto la moda es un fenómeno social que no deja a nadie indiferente.













Fueron nueve marcas líderes del mercado nacional las que mostraron sus propuestas verano: la citada Jazmín, De la Ostia, Rapsodia, Vitamina, Uma, Sarkany, Bolivia, Cher y Las Pepas. El shopping mantuvo la buena idea de sumar a ellas otras 5, exponentes del joven e interesante diseño cordobés: Transeúnte, Forget Yesterday, Felicity Urban, Cecilia Strada y Hello Ende. La puesta se desplegó en dos grandes carpas, en el estacionamiento, y con muy buen gusto. 

Hay revelo: Luciana, la hija del Luciano Colman,  DJ local histórico si los hay, calentando la previa. 





Se vio mucha ropa y muy linda sobre la pasarela (ya se las muestro no sean ansiosos). Pero casi les diría que hubo más "estilo" en el público que sobre las modelos. Miren si no sólo estos tres casos: mujeres lindas, que en esta clase de eventos no paran de laburar -están involucradas en la organización-, con vidas más o menos como las de la mayoría de nosotras (corren de acá para allá todo el día), y que ponen gusto y dedicación en su trabajo. Comenzamos con Cecilia Bertarelli, coordinadora de Marketing de Córdoba Shopping, radiante con un hermoso mono de Jazmín Chebar. 



Caso 2 (y de estudio!): Caro Basualdo, al alma de Jazmín Chebar en Córdoba y gran responsable del éxito que logró la marca en estos territorios. Mamá doble, multitrabajadora, cumple con todo, bien, y nunca pierde la calma ni la sonrisa. ¿Cómo hacés Carooooooo? Toda vestida de Jazmín con uno de esos looks que son el ADN de la marca: canchero, cómodo e hiperfemenino: saco fucsia, remera gris, jeans y collar (al lado mira Valeria Zupichiatti, a quién perfectamente podría sumar a este listado). 


Caso 3. Vale Amateis, zambullida en lo suyo: lograr difusión para el evento, gestionando la prensa. Otra mamá emprendedora, que reparte fuerzas entre su familia y su labor de consultoría, resolviendo con éxito los malabares que eso requiere. Amo la calidez de Vale y su "cero pose", a pesar de moverse -y bien- en un mundo donde suele haber mucha gente que se toma demasiado en serio a sí misma. Pies sobre la tierra, idem Caro (les debo las marcas que viste porque no pude preguntarle!). 




Subimos ahora a la pasarela, y les muestro un paneo de lo bello que vi en materia de prendas y tendencias, para que se inspiren, compren, copien (caseramente, eviten demandas) o reúsen; según sus ganas, habilidades y bolsillos.

Jazmín Chebar 1: traje en tono pastel, una de la tendencias de este verano.

Jazmín Chebar 2: No pude resistirme a incluirlos: femeninos y con ese toque de humor tan propio de esta marca. 








Polleras de todos los largos. Falta la silueta lápiz a media pierna que se verá mucho (Jazmín, Vitamina, Jazmín).
Shorts, "la" prenda de este verano: Rapsodia, De la Ostia x dos y Las Pepas. 

Blanco de pies a cabeza y transparencias, dos looks protagonistas.  De la Ostia.

Jeans para todos los gustos. Las Pepas (chupines-pescadores), Bolivia y Jazmín Chebar. 

Más pantalones: animal print en dos versiones (Uma y Cher) y tipo palazzo, de Transeúnte. 






Bueno, como les dije, un pequeño salpicón y tan a mi gusto como suelo hacer.  Vamos cerrando y last but no least, la "sorpresa" de cierre: la acción que protagonizaron dos chicas al invadir repentinamente la pasarela mientras concluía el desfile de Sarkany. Estaban en ropa interior, y tenían inscripciones pintadas en el cuerpo condenando los esterotipos de belleza -básicamente la delgadez extrema- que la moda ayuda a imponer, relacionándolos con males como la bulimia y la anorexia. Aclaro que no vi el hecho en directo, sino que lo conocí después gracias a registros como estos (cito fuentes).

Foto de Laura Telayna Seltzer

Entiendo que a Sarkany -intuyo que le tocó a él por casualidad, podría haber pasado en cualquier momento- y a los abocados a organizar el desfile no les haya gustado la forma, aunque tuvieron el buen tino de no interrumpir el accionar de las chicas. Pero me parece que no hay que asustarse tanto y, efectivamente, aprovehcar la acción para lo que sus protagonistas querían: estimular un debate tan sano como necesario. ¿Por qué la cultura -y la moda como parte de ella- se ensaña en imponer a la mujer modelos de belleza irreales? ¿Qué hace que millones de congéneres sean funcionales a ese juego y vivan peleadas con su imagen o se sometan a padecimientos en pos de la estética?


Pussy Riot en Pasarela from Mariángel Magaquián on Vimeo.


En mi caso, vivo la moda con disfrute, en libertad, como un medio más para ejercitar la coquetería, la femineidad y mi propia personalidad; sin tiranías corporales ni maltrato irracional a mi bolsillo.No resido en un termo y claro que los cánones de belleza a veces me castigan -pienso mucho en ellos y su familia cuando me depilo, por ejemplo-, pero trato de no pasarme de rosca y manejar yo la cosa, no a la inversa. Claro, no soy una nena y almacenar dosis altas de autoestima me costó varias décadas. Pienso en quién no tiene esa chance y la cosa se vuelve preocupante. Así que insto a todas las compas que están allí a disfrutar de quién es cada una y cómo luce, a valorar todos los atributos y talentos que estoy segura tiene y a ser inteligente, para que no nos agarren más de giles. 

4 comentarios:

Flor El castigo de Adán y Eva dijo...

excelente tu crónica y tus reflexiones. Me encantó tu concepto de la moda. Podría haber dicho que estoy fuera de toda tendencia, hasta que lei tus comentarios sobre depilarse y me di cuenta de que como decías al principio la moda no excime a nadie.
Besos

Tendenciosa dijo...

Gracias Flor! es cierto todas estamos alcanzadas jaja! y gracias también por ese post tan lindo de música en tu blog, me vino de 10 :)

Naitria PPM dijo...

¡Buenísimo este resumen!
Me hubiera encantado ir, pero me enteré sobre la fecha, y el jueves el paro de AOITA me dejó sin nada (vivo en Río III).
Totalmente de acuerdo con vos, me gustó lo que escribiste al final...
Te cuento, yo tengo 18 y gracias a mis padres y a Dios con los años he logrado tener una autoestima buena que me permite expresarme libremente en lo que digo, pienso, hasta como me visto; y también me apena muchísimo a aquellas chicas, ¿y por qué no chicos?, que no se atreven a ser ellos mismos por no coincidir con los estereotipos. Pero bueno, esta en todos nosotros repartir amor y ánimo a los demás :)

¡Mucha paz!

Tendenciosa dijo...

Naitria PPM te felicito por lo que escribís!!! que tengas las cosas tan claras a los 18 años habla de la mujer que sos y te augura un feliz futuro!!!