07 mayo 2014

Tres aniversarios, ¡no se pierdan el de este sábado!

Suena tan lindo y cierto eso de que "la felicidad está en disfrutar las pequeñas cosas, los momentos cotidianos". En mi caso, intento que al menos algunos no me pasen de largo, y les aseguro que es  todo un desafío en la maratón de rutinas y responsabilidades que me organiza la vida. Pero Mayo llegó con hermosas "excusas" que quiero aprovechar para parar, mirar a mi alrededor y celebrar: ¡muchos aniversarios!




Arranco por el más conmovedor: el primer año de mi segundo hijo, un ser dulce que en estos 12 meses pasó de ser un bollito tibio de ojos cerrados a una pequeña persona en la que ya se adivinan gustos, carácter y parecidos. Hermosa chance para celebrar en núcleo familiar y cobrar dimensión del milagro que son los hijos y el modo extraordinario en que nos cambian la vida. ¿Cómo era la mía sin ellos?

El segundo, la primera década de vida del diario donde trabajo, Día a Día. En estos tiempos turbulentos que atraviesa el periodismo y en particular los diarios "papel", casi mirados como dinosaurios de días contados, haber ayudado al nacimiento de uno de ellos y seguir siendo parte es un verdadero privilegio por el que me felicito. Sabrán que, como en todo laburo, hay lunas de miel y también peleas, días inspiradores y otros que se padecen; pero viendo la película de estos de 10 años completa aplaudo de pie al final y celebro ver pasar mi nombre en el reparto.
Y el tercer aniversario no me pertenece de igual manera, aunque lo siento de cerca. Desde este blog fui testigo y compartí con todos ustedes el arranque de este proyecto, que nació primero como un sueño en la cabeza de Gaby y con mucho esfuerzo y valor se convirtió en realidad: Que Mono!, una encantadora tienda de diseño, una de las primeras en su tipo por acá. Cuando arrancó, en barrio Güemes, Gaby nos inspiró con su volantazo de vida y ¡nos permitió inaugurar los queridos sorteos!








Al tiempo, y ya mamá y esposa, mudó domicilio a barrio Jardín, donde hace exactamente un año abrió su renovado Que Mono! con idéntico buen gusto y pilas. Este sábado 10 festeja el primer aniversario, ¡y todos estamos invitados!


Para la ocasión, Gaby tuvo una inmejorable idea: unir fuerzas con otro torbellino-emprendedor-femenino amigo de este blog, Juli, aka Washi Tapes Córdoba. Resultado: el sábado habrá festejo con parte del local convertido en un showroom de productos de Washi: las bellas cintitas, papeles, sellos y todos esos pequeños tesoros adictivos que Juli vende. OBVIO que como buen cumple, los presentes tendrán regalos, además de saborear cosas ricas.







Bueno chicos, no hay excusas. Pongámonos lindos, digamos "whisky"¡y a festejar!

Que Mono!
Elias Yofre 987 barrio Jardin
0351 750-2305 lun-sab 10 a 13 y 17.30 a 21 hs. 
Este sábado desde las 16.30

4 comentarios:

Silvia dijo...

"...el modo extraordinario en que nos cambian la vida." Me encantó, qué fantástico poder de síntesis.
Maravilloso camino desandado, lleno de festejos que inspiran y nos dan pistas de hacia dónde seguir.
No puedo evitar saludarte especialmente por el cumple de tu niño, Flor. Soy de quienes sienten una energía (?) especial en el día del cumpleaños de mis hijos, como si de alguna manera fuese mi cumpleaños como mamá y a fin de cuentas somos mamás distintas para cada uno de nuestros hijos, también.
¡Felicitaciones y a seguir celebrando la vida que discurre!
Me preguntaste sobre el festiva del choripán: la incondicionalidad de mi esposo, evidentemente, hizo agua porque se resistió rotunda y categóricamente a acompañarme. !ja-ja ! Mal por mí: la próxima busco nuevo/distinto acompañante o voy sola. Una pena, porque entre los jueces estaba Mauro (Mis fotosecuencias). Cariños!!

Tendenciosa dijo...

Silvia querida que lindas tus palabras, comos siempre! Tan cierto eso de que somos mamás diferentes para cada niño! Cuando sólo tenía a mi Juan una parte de mi quería ser mamá de nuevo y otra se resistía, porque de alguna manera era hacer ingresar a una segunda personita a nuestra dupla, tan compinche y tan nuestra. Pero llegó Ciro y viví eso que vos decís, que hay una mamá especial para cada uno de ellos! Y verlos jugar es la cosa más maravillosa!
Sobre el Chori, en breve tendrás revancha porque seguro reinciden, es más, fue tal éxito de convocatoria que a la hora no había más chorizos en todo el Parque! jajaja te juro no exagero, mi jefe fue jurado también :) Ya te voy a pasar un link de una idea que te va a encantar, pensé en vos apenas di con ella!

Julieta dijo...

Hermoso post! Ya un año de disfrutar de ese gordo dulce y bello, que rápido pasa el tiempo!

Tendenciosa dijo...

Hay un par de fotos en donde lo tenés en brazos Yu que están hermosísimas!