01 mayo 2011

Destinos (entre)cruzados

¿Qué ven en esta foto?


Canastas, claro. Tejidas, obvio. Pero, ¿se alcanza a notar de qué están hechas? Y si les digo que "de destinos entrelazados para hacerse bien" . Bueno, vamos paso a paso...



Inicio tejido redondo. Copacabana. ¿Les suena el lugar? Sí, sí, tiene palmeras (tibio, tibio); abunda en sol y clima cálido (calentito) ... noooo, nada de mar! (helado). Mejor no adivinen, les presento a Copacabana...


100% cordobesa: una comuna de 400 habitantes, a 170 kilómetros al norte de la capital Docta. Allí, desde siempre, los vecinos comparten un arte que es también su medio de vida: tejer con hojas de palma de Caranday, la planta que abunda en el lugar. Este es más o menos el proceso...


Don Julio es uno de los vecinos más populares, y "el maestro" en el arte de tejer. De sus manos y las de quienes crecieron aprendiendo de él, nacen objetos así...


... que si han pasado por Córdoba (y más si viven acá) seguro han visto en abundancia en cualquier artesanato, a precios bien bajitos. Esa es una excelente noticia de este lado del mostrador, pero un problema del otro: esos pocos pesos no hacen justicia a las horas de trabajo manual que tiene cada producto, y menos aún cuando se les descuenta el margen de quien intermedia.


Primera vuelta tejido redondo. Ciudad de Córdoba. Villa Urquiza y Villa Inés, dos barrios humildes donde grupos de vecinos viven del "cirujeo": juntan cartón y plástico y lo venden por kilos a acopiadores, que a su vez, en mayor volumen, proveen a industrias.

Por calles Doctas. ¿Distinguen al chico encima de las bolsas? (gracias Peto!)

Son 10 o 12 horas de duro trabajo diario (caminar, buscar en la basura y acarrear peso creciente) para hacerse, al final de la jornada, de unos pocos pesos. De nuevo: muuuuchoooo trabajo, a precio bien bajo. PERO, todo comienza a cambiar un día, cuando (no por arte de magia) las dos hebras de esta historia comienzan a entrelazarse...


Inicio tejido ovalado. Cesteros y cartoneros se dan cuenta que tienen mucho en común, y que compartirlo los enriquece a ambos. ¿Cómooo??? Si en la ciudad no hay Caranday, y en Copacabana lejos están de postales como esta...


Acá es cuando aparece la verdadera "hebra mágica" que permitió tejer esta historia: Pablo y Diego, dos arquitectos que decidieron "usar" su profesión para mejorar la vida de muchas personas. Si tienen suerte (como yo, que gracias a mi trabajo llegué a ellos), seguro conocen a alguna persona de su tipo: esa gente que no sólo cree en un mundo mejor, sino que pone su parte para construirlo (chapeau sí así son ustedes). 



Primera vuelta tejido ovalado (ya casi tenemos la trama). Desde su Quinua (su estudio de arquitectura social y eco-responsable), Diego y Pablo primero colaboraron con los cesteros sumando lo suyo (diseño, conocimiento técnico sobre materiales, etc.) a la destreza ancestral de los tejedores. Así, nacieron productos como estos, con más chances de abrirse paso en casas de decoración y cotizar en consecuencia.





Banquito-portaparaguas, mi preferido

¡Y tenemos tejido! En una segunda vuelta, los arquitectos conectaron a los cesteros con los cartoneros, para que los primeros les enseñaran a los segundos cómo tejer con el material con que sobreviven a diario: el PET. Así se armó este verdadero círculo virtuoso:



1- El material: botellas de plástico. 2-Con máquina by Quinua, convertidas en tiras-hebras de PET. 3-Los "ovillos". 4-El maestro Don Julio transfiriendo, generosamente, su técnica a los carreros. Resultado: laburantes que se enriquecieron mutuamente compartiendo sus saberes, productos con valor agregado, comunidades fortalecidas,  posibilidad de progreso económico y hasta nuevos amigos. 




Una verdadera y poderosísima trama humana.

Los que quieran saber más, o consultar sobre los productos, clickeen ACÁ o ACÁ. 

7 comentarios:

. . . e n s o ñ a c i ó n . . . dijo...

es buenísimo lo que hace quinua... transmición de conocimientos, de cultura e identidad, revalorizando materia considerada de desecho, para generar nuevas fuentes de trabajo y productos utilitarios! muy bueno!!!!

Tendenciosa dijo...

Cierto María, es admirable el laburo de esta gente, la entrega que le pone y los resultados que consiguen. Tienen todo mi respeto!

Tucumano in London dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tucumano in London dijo...

Excelente post Flor, muy bueno ver como pequenas comunidades pueden verse totalmente transformadas con la ayuda de gente como Pablo y Diego.

Reciclar, reciclar, reciclar, esa es la consigna aca en Europa y todo se termina reciclando o re-utilizando de una manera u otra. Asi como contaba en mi post sobre los vagones del subte Londinense reciclados, hay miles de ejemplos mas aca.

Te cuento que estuve viendo (porque se que te debo un post sobre este tema!) para ir al Sir John Soane's Museum ... pronto, te prometo que pronto tendras tu recompensa !!!!

Beso grande desde London !

Pablo
.

Tendenciosa dijo...

Qué bueno Pablo! Espero con ansias ese post, y lo de los vagones es excelente!

Julieta dijo...

Que buena idea, solidaria y ecologista, ojala halla muchas mas asi, besoss

Anónimo dijo...

excelente post!
Hay una "festival de basura " que organiza est tipo de eventos en distintas ciudades del mundo, se llama: BASURAMA, googleenlo que està muy interesante!

besos

Vale